cada caso es diferente en una ruptura de pareja

Errores frecuentes tras una ruptura de pareja

Cada caso es único

Uno de los errores más frecuentes es pensar que todas las rupturas de pareja tienen una misma solución. O quizá creer que algo que funcionó con un amigo o con otra pareja, podrá funcionar otra vez.

Pero la realidad es que cada persona es diferente y en cada caso confluyen circunstancias distintas. Por eso no todos los libros de autoayuda funcionan. Es cierto que existe unas recomendaciones muy generales, como nuestros «Diez Consejos», que te ayudarán a no distanciarte demasiado, pero que no pueden considerarse soluciones definitivas y, en rigor, lo que sirve para un caso no sirve o puede ser perjudicial para otro. Incluso en un misma pareja las crisis son diferentes dependiendo del momento y la edad de los miembros. El Método K está basado en docenas de casos atendidos personalmente en mi consulta, aportando al Método un valor muy especial: la experiencia.

Por otro lado, es habitual creer que las personas no cambian, y sin embargo, sí lo hacen. La edad y las circunstancias personales hacen que a lo largo de los años cambiemos de opinión, de gustos, intereses… La madurez y la experiencia nos aportan una perspectiva del mundo diferente en cada etapa de la vida, por eso cada pareja tiene una solución diferente. La edad de los hijos, en caso de haberlos, es otro factor a tener en cuenta. También hay que valorar si hubo infidelidades o si la ruptura se ha producido por interferencias de una tercera persona.

Para resolver cualquier caso es necesario, por un lado, conocer los detalles que produjeron la ruptura, y por otro saber en qué situación anímica te encuentras. Consúltanos sin compromiso a través de un correo electrónico o reserva una consulta. Podremos atenderte personalmente, en Madrid, o bien a través de videoconferencia con Skype si te encuentras en cualquier otro lugar del mundo.