Método K para recuperar a tu pareja tras una ruptura

Tercer paso: el análisis

5 → Causas habituales de ruptura

Veamos ahora algunas situaciones complicadas que suelen desencadenar una ruptura. Se trata de que identifiques lo ocurrido en tu caso.

Admitámoslo, la vida de pareja es difícil. Alguien dijo que vivir en pareja era como llevar el zapato del pie izquierdo en el derecho y viceversa, sin que se produzcan ampollas. Algo complicado. En realidad, el amor, la atracción física y psicológica hacia otra persona, es un incentivo muy poderoso para mantener una relación, pero no es algo esencial. El amor es una especie de mito de nuestro tiempo que no constituye la esencia de la relación. Para que una pareja funcione son necesarios el compromiso, la generosidad, la responsabilidad o la confianza; una pareja es un equipo, la tripulación de un barco que debe actuar siempre con transigencia y solidariamente. Una ruptura nunca es un proceso que acontece de la noche a la mañana, sino que lentamente va avanzando terreno y produciendo cambios, dudas e incertidumbres acerca de si la persona que tenemos al lado será la idónea para acompañarnos durante de nuestra vida o al menos durante un periodo largo de ella.

Sin duda, en todas las relaciones acontecen crisis y discusiones que corresponden al normal proceso de cambio y maduración en cada uno de nosotros. Hay que tener muy presente que la pareja es algo formado por personas y por lo tanto no es algo estático, sino que, como sus miembros, se desenvuelve en un proceso de cambio continuo. Por eso, discutir y enfrentar ideas es algo saludable que puede ayudarnos a estrechar lazos y compenetrarnos aún mejor. En una pareja, y aun en toda relación humana, no hay que huir de los conflictos sino encontrar mecanismos para resolverlos. No pienses porque tu relación se ha roto que es tarde para identificar esos conflictos. Si tu objetivo es recuperar a tu pareja, debes pensar desde este momento el modo de idear sistemas para resolver esos problemas. Así, y con el objeto de que inicies esa reflexión e identifiques alguna o quizá varias causas de tu ruptura, aquí expongo una antología de las más habituales que he encontrado en mis consultas. En este caso no están todas las que son, pero sí son todas las que están…

 

Para acceder al siguiente vídeo y al resto del Método K es necesario que  o bien realices la suscripción. Recuerda que con tu compra está incluido:

Acceso completo al «Método K para recuperar a tu pareja tras una ruptura: las claves para conseguirlo a través de una transformación personal», la guía de autoayuda que te indicará, paso a paso, cómo optimizar tus recursos y usar las estrategias adecuadas para volver con tu ex, o bien intentarlo con las mayores garantías de éxito. Tendrás acceso inmediato desde tu teléfono móvil, tablet o desde tu ordenador.

  • Acceso al texto completo al «Método K para recuperar a tu pareja tras una ruptura» en formato digital. 120 páginas en nueve capítulos. El curso que te ayudará de verdad a recuperar la confianza en ti mismo y dar los pasos adecuados para volver con tu ex.
  • Acceso durante a los 24 vídeos en HD que apoyan el Método, con explicaciones y ejemplos reales tomados de mis consultas en psicología del coaching. Más de 6 horas de vídeo para que aprendas a enfrentarte a esta situación y puedas recuperar a tu pareja en el menor tiempo posible.
  • Por supuesto podrás cancelar tu suscripción sin conste adicional en cualquier momento, a través de la página Tu Cuenta.

 

29,90€/mes. Suscribirte ahora

 

Método K: ayuda profesional de calidad

© Carlos García. Método K para recuperar a tu pareja. Madrid 2017  ISBN 978-84-617-7853-9

error: Este contenido se encuentra protegido por copyright.