Si deseas recuperar a tu pareja con las mínimas garantías de éxito, lo primero que debes de hacer es dejar que haga lo que quiera sin agobios ni acosos.Deja que se vaya sin ningún remordimiento ni miedo y empieza a aplicar el contacto cero. Recuerda que todos somos libres y que podemos abandonar una relación cuando queramos, incluso sin dar explicaciones. Sin duda es muy difícil olvidar de la noche a la mañana todos los buenos momentos que pasasteis juntos; pero ahora lo mejor es no hacer nada.

Uno de los errores más frecuentes en mis consultas es no reconocer la ruptura e insistir demasiado en que te dé una nueva oportunidad, prometiendo que esta vez no cometerás los errores del pasado. Puedes decírselo dos o tres veces como mucho; pero ni una más. Mi experiencia es que, llevada por la angustia del momento y sin darse cuenta del grave error que comete, la gente utiliza toda suerte de métodos para intentar convencer a esa persona: enviar flores, mensajes de texto, llamadas, regalos, recados a través de otras personas; y desgraciadamente, también visitas inesperadas al trabajo o a su casa. Todo ello provocará que, además de la relación sentimental, pierdas también tu relación personal. Es decir, esa persona no querrá ni siquiera tomar un café contigo o salir a dar un paseo, algo imprescindible para que compruebe que de verdad vas a intentar cambiar aquellas cosas que no funcionaban bien. Podrás encontrar la ampliación de este consejo en el Método K. Baste ahora como resumen lo siguiente: no llames por teléfono ni mandes correos electrónicos o mensajes con WhatsApp, ni de forma alguna trates de comunicarte: será muy beneficioso en el futuro. Ahora dale un poco de tiempo para que descubra que eres una persona madura y sabes encajar un golpe. Será el primero de tus éxitos.

error: Este contenido se encuentra protegido por copyright.