Método K para recuperar a tu pareja tras una ruptura

Introdución

Llevaba menos de dos años ayudando a gente con problemas sentimentales cuando me topé con el caso de Fernando, un joven profesor de educación física que había perdido a su pareja tras varios años de convivencia. Llegó a la consulta con pocas esperanzas de recuperar a su novia porque, aseguraba, la había visto muy convencida del paso que daba. Comenzamos a trabajar recordando algunos datos biográficos de Fernando, precisando objetivos y explorando las diferentes posibilidades de acción, como es habitual al iniciar un caso. Todo iba bien hasta que al final de esa primera entrevista le pregunté directamente por su estado de ánimo y si se encontraba con suficientes fuerzas como para enfrentarse a las tareas que habíamos empezado a definir. Fue entonces cuando Fernando se derrumbó y entre sollozos me explicó lo que verdaderamente sentía. «¿Recuerdas las películas de vaqueros? —me preguntó con los ojos vidriosos—. En esas películas siempre había una secuencia en la que disparaban a alguien mortalmente y con las manos en el vientre ensangrentado caminaba hacia atrás a cortos pasos buscando una pared donde caer muerto». Le contesté que identificaba la escena. «Pues a mí me ocurre lo mismo —concluyó tras un silencio.— Me han disparado mortalmente, de hecho estoy ya muerto. Soy un muerto que busca un lugar donde caer»

Fernando tenía un trabajo estable y no padecía problemas económicos de ningún tipo; era un hombre atractivo y popular entre sus amigos. Había tras de él una familia que lo apoyaba, no tenía en absoluto ningún problema de salud y, sin embargo, en ese momento, toda su existencia y su capacidad vital se habían concentrado en el problema de la pérdida de su pareja. Era lo habitual, lo que solía encontrarme en mis consultas salvo por un detalle: hacía casi un año que Fernando y su novia habían roto . Un año es demasiado tiempo para que una vida permanezca detenida. ¿Por qué había dejado pasar tanto tiempo? ¿Qué percepción de sí mismo y del mundo tenía para verse como un muerto viviente? Como inmediatamente le expliqué —y como en las páginas siguientes podrás encontrar—  conseguir que tu pareja vuelva contigo tras una ruptura es una meta bien definida que requiere recorrer cierto camino; algo que ni siquiera él había comenzado…

 

Para acceder al siguiente vídeo y al resto del Método K es necesario que  o bien realices la suscripción. Recuerda que con tu compra está incluido:

Acceso completo al «Método K para recuperar a tu pareja tras una ruptura: las claves para conseguirlo a través de una transformación personal», la guía de autoayuda que te indicará, paso a paso, cómo optimizar tus recursos y usar las estrategias adecuadas para volver con tu ex, o bien intentarlo con las mayores garantías de éxito. Tendrás acceso inmediato desde tu teléfono móvil, tablet o desde tu ordenador.

  • Acceso al texto completo al «Método K para recuperar a tu pareja tras una ruptura» en formato digital. 120 páginas en nueve capítulos. El curso que te ayudará de verdad a recuperar la confianza en ti mismo y dar los pasos adecuados para volver con tu ex.
  • Acceso durante a los 24 vídeos en HD que apoyan el Método, con explicaciones y ejemplos reales tomados de mis consultas en psicología del coaching. Más de 6 horas de vídeo para que aprendas a enfrentarte a esta situación y puedas recuperar a tu pareja en el menor tiempo posible.
  • Por supuesto podrás cancelar tu suscripción sin conste adicional en cualquier momento, a través de la página Tu Cuenta.

 

29,90€/mes. Suscribirte ahora

 

Método K: ayuda profesional de calidad

© Carlos García. Método K para recuperar a tu pareja. Madrid 2017  ISBN 978-84-617-7853-9

error: Este contenido se encuentra protegido por copyright.