Método K para recuperar a tu pareja tras una ruptura

Tercer paso: el análisis

2 → El plazo para conseguirlo

Ahora que has decidido seguir adelante tienes que poner un plazo para conseguirlo. No sirve decirte que emplearás el tiempo que sea necesario para lograrlo porque estás muy enamorado o enamorada y quieres demostrarlo así. Eso indicaría que no caminas con los pies en la tierra y que necesitas algún tiempo más para calmarte y estar en condiciones óptimas de abordar el proceso. Cualquier objetivo que uno se plantee debe de ubicarse en un tiempo concreto ya que siempre se requieren recursos que no son inagotables, como son el tiempo y el esfuerzo emocional.

Ya sé que es un tópico comparar el amor con la guerra, pero en mis sesiones siempre me ha funcionado como ejemplo. Imagina una conquista militar y supón que estás al mando de un ejército al que el gobierno de un Estado ha encargado asaltar un territorio. Se trata de un territorio que el país agredido tratará de defender; un trozo de tierra que sería útil para ciertos propósitos del Estado para el que trabajas, pero que no es imprescindible. De hecho, el país que pretende la conquista lleva años sin dominar ese espacio y nunca ha pasado nada. Sin embargo, ahora quiere intentarlo…

Puedes consultar sobre este particular El arte de la guerra de SunTzu, militar y filósofo chino del siglo VI a. C. que trata del modo de abordar estrategias militares así como el modo de conseguir con éxito una empresa en la que existe algún conflicto de intereses.

Tú, que diriges las operación, lo primero que harías es analizar con calma a qué tipo de enemigo te enfrentas. Puedes consultar sobre este particular El arte de la guerra de SunTzu, militar y filósofo chino del siglo VI a. C. que trata del modo de abordar estrategias militares así como el modo de conseguir con éxito una empresa en la que existe algún conflicto de intereses.

Si se trata de un ejército experimentado con buen armamento y un número muy alto de tropas, o si por el contrario son hombres mal entrenados y con un material bélico obsoleto. Por otro, lado tienes que conocer tus propias tropas, saber del material del que dispones: el número de aviones, barcos, tanques para realizar la conquista; en otras palabras, conocerte a ti mismo. En una guerra en la que se trata de conquistar un territorio es necesario un presupuesto, o sea saber de qué recursos dispones. ¿Puede el Estado arruinarse por completo para conseguir ese territorio? ¿Cuántos recursos se pueden gastar para la campaña? Sería absurdo encargar a cualquier precio la conquista de ese territorio porque no es algo de vital importancia, como se ha señalado antes. Sería un gobierno poco responsable si consumiera en esa empresa todos sus recursos. Lo más práctico sería reservar solo un número determinado de efectivos y de material para conseguirlo. Si lo conseguimos bien, pero si no, nos volvemos a casa haciendo gala de aquella máxima que dice que una retirada a tiempo es una victoria y ya está. Al menos no viviremos con la duda de lo que hubiera pasado si no lo intentamos.

En realidad, el escenario que te he descrito se parece mucho a lo que tú te propones de recuperar a tu pareja…

Para acceder a este vídeo y al resto del Método K es necesario que o bien realices la compra. Recuerda que con tu compra está incluido:

  • Acceso al texto completo del «Método K para recuperar a tu pareja tras una ruptura» en formato digital. 120 páginas en nueve capítulos que te indicarán los pasos necesarios para volver con tu pareja.
  • Acceso a los 24 vídeos en HD que apoyan el Método, con explicaciones y ejemplos reales tomados de las consultas.
  • Todo en un a pago mensual de 24,90 € (IVA incluido). Suscríbete

© Carlos García. Método K para recuperar a tu pareja. Madrid 2017  ISBN 978-84-617-7853-9

error: Este contenido se encuentra protegido por copyright.