ALGUNAS VECES, efectivamente, he recomendado usar la estrategia que yo llamo “alguien sin importancia”. Se trata de hacer llegar el rumor hasta esa persona con la deseas una reconquista, que has conocido a alguien y salís de vez en cuando. Es una pequeña mentira que puede ayudarte si lo haces bien, aunque también debes saber que si lo descubre tu pareja puede resultar caro (tu magnetismo personal habrá caído hasta el fondo y será difícil retomarlo). Por eso, antes de empezar debes trazar un plan acompañado de alguien de confianza.

No busques una foto de una chica o chico guapo en Internet y la subas a tu muro de Facebook diciendo que es tu nueva conquista. Este es un gran error. En primer lugar porque es un delito usar la imagen de otra persona sin su consentimiento, y en segundo porque tu ex puede encontrar la misma foto y entonces haber descubierto en engaño. Tampoco trates de convencer a alguien para que se deje besar apasionadamente por ti delante de tu pareja. Con ello puede conseguir humillarle/a y por lo tanto alejarlo más de ti. Conozco un caso mucho más extremo: alguien que contrató a una despampanante modelo de revista para que se paseara del brazo con él por calle principal de su pueblo. Evidentemente todo el mundo, incluida la chica a quién quería impresionar, descubrió que se trataba de un truco. Fue desastroso porque, no sólo no consiguió dar celos, sino que se convirtió por unos días en el hazmerreír del pueblo.

Se trata, como digo, de algo más sencillo. Puedes decirle a alguien que tú sabes se lo contará a tu ex, que has conocido a alguien interesante y que te ha propuesto una relación, o algo así. Tienes que hacerlo creíble y por tanto no puedes dar datos o nombres. Con ello es posible que nuestro ex pareja intente averiguar más cosas de esa posible relación. Por supuesto tú, en ese momento, debes hacer desaparecer el rumor diciendo con una sonrisa que sólo era “alguien sin importancia”.

error: Este contenido se encuentra protegido por copyright.